Buscar

Prepárate con nosotros. Clases INTENSIVAS, grupos de MAÑANA y TARDE. Los MEJORES RESULTADOS

jueves, 19 de mayo de 2011

Nueva sentencia contra la mala gestión de la Policía Local de Badajoz

Como todos sabemos la gestión de la Policía Local de Badajoz ha venido siendo desde hace muchos años un perfecto ejemplo de cómo no hacer las cosas, caracterizándose por un absoluto abandono, dejadez y caos, culpa tanto de políticos, como de mandos y representantes sindicales. Una situación que ha provocado la desmotivación generalizada de sus miembros, aunque algunos la han sabido aprovechar para medrar.

El Ayuntamiento de Badajoz ha sumido a la policía local en una situación desastrosa, complicada de solucionar; a la falta de medios y a las bajas retribuciones se une una grave carencia de personal. Harían falta alrededor de 100 plazas para alcanzar un ratio de policía local/habitante aceptable, pero hay que tener en cuenta que en los próximos años una gran cantidad de agentes pasará a situación de segunda actividad por lo que el número de plazas necesarias no dejará de aumentar.
Sobre esta situación ya he escrito en años anteriores:

En medio de todo ello, el ayuntamiento, con el apoyo de los representantes sindicales en el cuerpo, ofertó las plazas de 2006 sin respetar el porcentaje mínimo de movilidad lo que ha arrastrado un proceso judicial de 5 sentencias contrarias a las actuaciones del ayuntamiento.
Las nuevas convocatorias de 2011 también están impugnadas por nuevas irregularidades.
Y entre las primeras decisiones de la nueva Jefatura está el comenzar con un desmantelamiento de la Jefatura de San Roque trasladando a cuatro de sus agentes a la Jefatura de Centro. Este traslado se realizó sin negociación alguna, de forma imperativa y motivándola en un mayor número de ausencias al trabajo. Denunciada la actuación a través de USO, la sentencia establece la ilegalidad del traslado, que “tiene la apariencia de una sanción encubierta y carece de justificación”, argumentando el ayuntamiento “un motivo inaceptable”, por lo que se estima el recurso planteado dejando sin efecto la resolución del Superintendente-Jefe de la Policía Local, que contaba con el visto bueno del Concejal Delegado.
En la Policía Local de Badajoz es necesaria una actividad sindical seria y real, que logre una adecuada regulación normativa a través del correspondiente Reglamento Interno, un aumento de plazas, mejora de medios materiales y especialmente el respeto a los derechos laborales de los policías. No se trata, como hacen algunos, de sacar papelitos a la calle, sino de saber defender en mesas de negociación en primer lugar, y en los juzgados cuando sea necesario, los derechos de los policías.
Hasta la fecha la gestión política, la gestión de los mandos y la gestión de los representantes sindicales ha sido lamentable. Ya era hora que desde dentro alguien plantase cara a las actuaciones de este ayuntamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario