Buscar

Prepárate con nosotros. Clases INTENSIVAS, grupos de MAÑANA y TARDE. Los MEJORES RESULTADOS

sábado, 23 de agosto de 2014

Vegas dice que el Delegado del Gobierno prefiere matar al mensajero que investigar a los indecentes en el caso Astorga

Para el portavoz socialista “el Delegado del Gobierno prefiere matar al mensajero a investigar si los hechos son ciertos y quién paró la prueba de alcoholemia. Obrando así el delegado se pone de parte de los indecentes”. El Grupo Socialista señala que es inadmisible que el delegado del Gobierno no abra una investigación ante el desacato del concejal y las más que sospechas de prevaricación de mandos y agentes que socorrieron al responsable de la Policía Local. Para los socialistas hay una trama de responsables políticos y policiales, dispuesta a tapar lo que haga falta y a convertir Badajoz en una ciudad bananera donde no todos son iguales ante la ley.

Era lógico que el delegado del Gobierno respaldase el informe de la Policía Nacional en su altercado con el concejal delegado de Policía Local y Seguridad del Ayuntamiento de Badajoz. Que no denuncie el Sr. Astorga al policía nacional que según él falseó los hechos y que hizo un informe sesgado del altercado, y cuyas acciones a emprender dijo el concejal que iban a quedar en el ámbito privado, no deja de sorprender y demuestra el escaso margen de maniobra de actuación del edil. Que el delegado del Gobierno, y antiguo compañero de fatigas del concejal cuestionado, intente conocer quién filtró la información con el intento de “cazar” al mensajero, entra dentro de lo previsible. Pero que todo un delegado del Gobierno no inicie una investigación para determinar qué ocurrió y por qué la petición de la Policía Nacional de hacer una prueba de alcoholemia al concejal quedará paralizada y sin efecto, es una demostración de las ganas que hay de tapar el asunto, que se quede en una simple y errónea multa, y de permitir que el edil popular se vaya de rositas, como si nada hubiera pasado.
Es inconcebible que el delegado del Gobierno no detecte ninguna anomalía o sospecha en todo el proceso y solo opte por cortar la cabeza al mensajero. Es evidente que obrando así el delegado se está poniendo del lado de los indecentes, de los que quieren un trato de favor por ser quien son y porque ellos lo valen y de los que prevarican no haciendo cumplir la ley a sabiendas.
Por todo ello, el portavoz socialista, Celestino Vegas, señala que “el delegado del Gobierno prefiere matar al mensajero a investigar si los hechos son ciertos y quién paró la prueba de alcoholemia. Obrando así el delegado se pone de parte de los indecentes y de los que buscan la impunidad, el abuso de su posición, en detrimento de otros ciudadanos que quieren igualdad de trato y que no tienen a quién llamar para que les auxilien. Esta gente que está dispuesta a tapar y a no investigar, que están contentos porque la Fiscalía no interviene, convierten Badajoz en una ciudad bananera donde no todos son iguales ante la ley y ya les digo que no lo vamos a permitir”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario